Agobio, tristeza y desgano: el daño emocional que esta situación excepcional nos está causando

Por Daniel Beade


No sé cuántas veces he escuchado en la última semana frases similares a esta:

'Últimamente estoy triste, no veo sentido a nada, cada día me siento peor he perdido la ilusión por las cosas'

 

Si bien la tristeza es un sentimiento normal y, si no tenemos ningún agravante, pasajero, es verdad que este año 2021 ha empezado de manera poco favorable para la mayoría de nosotros...

 

La separación de los seres queridos, la pérdida de libertad, la incertidumbre sobre el estado de la enfermedad, el aburrimiento... Pasear por las calles de nuestra ciudad, es deprimente...

 

En fin, qué te voy a contar que vos no sepas.

Luego a esto que ocurre afuera se suman nuestras circunstancias personales. Todas las personas tenemos nuestros problemas, nuestras miserias.


Para algunos la gran dificultad es el estrés del trabajo, para otros, el no tener trabajo o no ganar el suficiente dinero (es realmente enloquecedor ir viendo que no te llega para pagar el alquiler o las facturas...)


Para otros el problema es en las relaciones: con la pareja, con los hijos, con los padres, con los amigos.


Otras muchas personas sufren de miedos varios, creencias limitantes, baja autoestima.

O bien, algo más sutil pero que también afecta al estado de ánimo, es
eso de no estar mal... pero tampoco bien del todo.


No es agradable sentir que se vive "a media máquina", con cierto aburrimiento. Nos preguntamos si realmente puede llamarse VIDA, en mayúsculas, a una existencia fría.

En fin, que todos pasamos por nuestros períodos de decaimiento y tristeza y por eso me pareció interesante escribir este posteo, para ayudarte a lidiar con estos sentimientos grises.


Tres recomendaciones para esos momentos de tristeza y bajón, sin caer en el pozo. Sugerencias sencillas de expertos que llegaron a mí en un momento especial que puede hacer todo el mundo y que suponen una manera saludable de vivir con este sentimiento.

1. No siempre se puede estar en un estado de eterna felicidad


- El gran sabio Jiddu Krishnamurti decía que:

No es un sano estar adaptado a una sociedad profundamente enferma.


De la misma manera, tampoco sería un síntoma de salud estar colmados de felicidad y llenos de optimismo cuando el mundo se está desmoronando y millones de personas están perdiendo su empleo, su sustento o la salud, ¿no crees?

 

A un nivel más personal, cada episodio de tristeza también tiene su razón de ser. Está en nuestras vida por algo.

 

Por eso, no veamos la tristeza o la desmotivación como una sombra negativa de la que tenemos que huir cuanto antes. Vamos a mirarla como reacciones normales a eventos interiores y exteriores que tienen que ver con la pérdida o con ciertas carencias, y que nos llevarán a tomar decisiones adecuadas.

 

2. La tristeza pide pausa y contacto con el mundo emocional.

 

Cuando estamos tristes nuestro cuerpo y nuestra mente piden calma y reflexión.

 

Puede resultar contraproducente intentar alegrarse cuando se está triste. ¿Por qué no, mejor, actuamos en consonancia con nuestro estado de ánimo?

En un día gris puede ser muy agradable tirarse en el sillón, tomar unos buenos mates y una buena canción de fondo, dar un paseo sin prisas, encender unas velas y respirar profundamente, ver caer la lluvia desde la ventana o pedir mimos a los demás.

 

En un entorno de este tipo, tan cálido, podemos aprovechar este acercamiento al mundo emocional que nos proporciona la tristeza para hacernos buenas preguntas.

 

Por ejemplo, podemos preguntarnos «¿qué necesito?» y buscar con calma la respuesta.

 

O cuestionarnos si tenemos algo que cambiar o de qué nos está avisando esta tristeza.

 

Todos los sentimientos tienen su razón de ser, y puede que ese estado de ánimo decaído sea en realidad un mensajero que nos pide hacer cambios importantes.

 

3. Evitemos pasar de estar tristes a caer en un estado de ánimo autodestructivo haciendo tareas sencillas y útiles

 

Estar triste de vez en cuando, incluso durante una temporada, no tiene por qué ser malo, pero hemos de tener cuidado de que este sentimiento no se transforme en desesperación o nos arrastre a la inactividad total.

 

Es decir, eso de no hacer lo que tenemos que hacer porque elegimos quedarnos en la cama todo el día llorando, o escuchando en bucle una canción deprimente tras otra, puede llegar a ser autodestructivo.


Un corte de raíz y hacer algo extremadamente fácil pero útil.


 

Por ejemplo, lavar los platos, ordenar libros, hacer la cama, doblar ropa, o salir de casa a comprar algo. No sólo hacer este tipo de tareas va a calmar y suavizar nuestro estado de ánimo sino que, además, ¡habremos hecho algo por nosotros mientras nos desahogamos!

 

En resumen, evita hacer de la tristeza un drama y, sobre todo, volver al cuerpo y a la actividad cotidiana cuando sintamos que la desesperación nos atrapa y quiere llevarnos al fondo de un lago del que nos costará salir…

 

Conclusión


 

Cuando la tristeza se vive bien, sintiéndola, dándole espacio, pero sin dejarnos arrastrar por ella, nos deja con una reflexión valiosa y además se supera. Después de los días tristes vividos con conciencia llegan días muy luminosos, doy fe de ello.

 

-Dice una conocida frase atribuida a Martin Lutero que:

No podemos evitar que los pájaros de la tristeza sobrevuelen nuestras cabezas pero sí que aniden en ella.

 

 

Creo que no hay manera mejor de resumir el mensaje de este post. No temamos a estas aves que pasarán sobre nosotros de vez en cuando. Escuchemos su canto, estemos atentos a su mensaje y luego vamos a dejarlas volar para que a nuestras cabezas lleguen los rayos de sol.

Espero que este artículo ayude a lidiar con la tristeza y nos haga ver este sentimiento de otra manera, sobre todo sin miedo o considerándolo algo normal.

¡Gracias por leer y hasta pronto!

Feliz Lunes, feliz vida.

Besos y abrazos.

Daniel.


LEER todas las reflexiones


 

Para consultas, podés escribirnos por Whatsapp al 1139384595 .

Puedes encontrarnos en:

FB: https://www.facebook.com/Modo-Virtual-101654341549244/

IG: https://www.instagram.com/modo.virtual/

YT: https://www.youtube.com/channel/UC2QQKDz5EKVg-mgiFeM5QUg

Conoce nuestra página web

www.modovirtual.com.ar

Reflexiones